ESPECIALISTAS EN MEDIOS S.A. DE C.V.
Esta nota está terminada.

Reproducir Nota Completa
  Julio Boltvinik: Para superar la pobreza no bastan los programas focalizados
  Julio Boltvinik/ Segunda parte

  Descargar todas las partes en formato ZIP

CONDUCTOR: RICARDO ROCHA GENERO: Entrevista
PROGRAMA: Fórmula Detrás de la Noticia CADENA: Grupo Fórmula
APARICIÓN: 07:38:13 DURACIÓN: 00:05:43
FRECUENCIA: 104.1 FM
COSTO: $.00
Julio Boltvinik: Para superar la pobreza no bastan los programas focalizados
martes, 2 de marzo de 2010
Versión.

Ricardo Rocha (RR): Y ahora, Florencia.

Florencia Ángeles (FA): De viva voz el doctor Julio Boltvinik, investigador del Colegio de México, así como experto en temas de pobreza, con el tema del Coneval, que abdicó en su obligación de medir la pobreza.

RR: ¿Qué pasó ahí, mi querido Julio? ¿Cómo estás?

Julio Boltvinik (JB): Bueno, Ricardo, Florencia, estimado auditorio, el 17 de febrero en el seminario de política social de la UNAM Gonzalo Hernández Licona, secretario ejecutivo del Coneval, Consejo Nacional de Evaluación de las Políticas de Desarrollo Social, presentó la metodología de medición multidimensional de la pobreza adoptada por este organismo en acatamiento tardío de lo dispuesto por la Ley General de Desarrollo Social.

Hubo una interesante discusión, una parte de la cual se centró en la afirmación de Hernández Licona que la medición presentada demuestra que para superar la pobreza no bastan los programas focalizados, sino que se requieren programas universalistas para, por ejemplo, cubrir al 100 por ciento de la población en seguridad social y en salud, con la que todos los que tomamos la palabra estuvimos de acuerdo, aunque Pablo Yáñez, director general del otro consejo de evaluación, el del Desarrollo Social del Gobierno del DF, le hizo notar que dicha afirmación ha sido la postura de los gobiernos de izquierda en el DF desde 1997.

Al tomar la palabra resalté la contradicción entre esta importante afirmación de Gonzalo Hernández Licona y la práctica vigente normada en el reglamento de la Ley General de Desarrollo Social que hace obligatoria la focalización de la pobreza extrema en todos los programas de desarrollo social y que por tanto, para hacer posibles los programas universalistas a que se refirió Hernández Licona, tendría que reformarse dicho reglamento, contra el cual la Cámara de Diputados presentó en 2006 controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia, entre otras cosas por la imposición del modelo focalizado como el modelo social único.

Araceli Damián, del Colegio de México, resaltó el uso de umbrales muy bajos en educación, sólo primaria para los mayores de 26 años, una canasta alimentaria más barata que la que venía usando el propio Coneval, sólo agua entubada en el lote, no dentro de la vivienda, y sin tomar en cuenta la frecuencia de disponibilidad del líquido.

Les mostró la aguda contradicción entre estas normas minimalistas y lo que la población consultada dijo en la encuesta para la determinación de umbrales multidimensionales de pobreza financiada por el propio Coneval.

En efecto, sólo el 1.3 por ciento de las dos mil 40 personas consultadas señaló primaria como el nivel mínimo de educación para vivir bien hoy en día, mientras el 32 por ciento identificó el mínimo como preparatoria y el 41 por ciento como educación superior o más.

El 89 por ciento contestó que el mínimo de agua es agua entubada dentro de la vivienda. Y el 94 por ciento que es necesario que el agua llegue todos los días a la vivienda.

Hernández Licona respondió que los umbrales se fijaron con base en las normas legales, pero que cuando las leyes no definen umbrales se había consultado a las dependencias encargadas del tema en el Gobierno Federal, y ejemplificó con la Conavi, Comisión Nacional de Vivienda, a la que Coneval le delegó la responsabilidad de fijar las normas de dos de los seis rubros de necesidades básicas: calidad y espacios de la vivienda y servicios básicos de la vivienda.

¿Para qué entonces gastaron recursos públicos en una costosa encuesta que no tomaron en cuenta? Para justificar por qué se delegó a la Conavi la facultad que la Ley General de Desarrollo Social le otorga el Coneval dice en la metodología publicada: la Ley de Vivienda establece que la Conavi es la instancia encargada de formular, ejecutar, conducir, coordinar, evaluar y dar seguimiento a la política nacional de vivienda. Habría que contestar que sin embargo la Conavi no tiene facultades para definir, identificar y medir la pobreza, las cuales corresponden al Coneval.

Los criterios establecidos por la Conavi, no por el Coneval, son minimalistas, ya que considera que hay carencias en el rubro de calidad y espacios de la vivienda sólo cuando el piso es de tierra o el techo es de desecho o cartón, o los muros son de carrizo, bambú, láminas o material de desecho, o el hacinamiento es mayor que 2.5 personas por cuarto.

En materia de servicios básicos de la vivienda las variables aceptadas por la Conavi son sólo cuatro de las nueve que le propuso el Coneval, lista que de por sí excluye entre otras cosas todo el paquete de comunicaciones.

Todos los umbrales adoptados, inferiores a los adoptados en Coplamar hace 28 años y la eliminación de cinco de las nueve variables que el Coneval le propuso a Conavi son graves[tc]



 Haga click para consultar la nota
Enviar por correo electrónico:
 
  Su Nombre completo:..
  Correo(s) Destinatario(s)
[separados por ;]:
Asunto
 
  Comentarios: